Etiquetas

jueves, 23 de noviembre de 2017

"El rey de Nemi. El juicio de Calígula" - Sandra Parente

Además de ser una buena amiga, Sandra Parente, historiadora y arqueóloga de profesión, es una relatista de altura. Precisamente, allá por el año 2013, ganó el V concurso de relatos históricos de Hislibris, cuyo premio principal consistía en la edición y publicación de una novela con la promotora del premio, la editorial Evohé. Dicho y hecho, esta primavera veía la luz su novelística creación, dedicada a un personaje discutido y castigado a lo largo de los siglos. Cayo Julio César Augusto Germánico, más conocido por el apodo con el que, cuando era niño, le reconocían los legionarios de su padre: Calígula. 

Sin embargo, Sandra no podía caer en algo tan ordinario como escribir una novela histórica al uso. Su capacidad para realizar relatos, jugando con el tiempo, la sorpresa, cierto grado de fantasía y mucho de erudición, han llevado a la autora a escribir sobre la vida del emperador romano, en una vertiente diferente, tan chocante como interesante. Su planteamiento presenta a Cayo César tras ser asesinado. El hombre se presenta ante el tribunal que decidirá su destino tras la muerte. A lo largo de este juicio, familiares, conocidos y personas ligadas a su corta existencia, testificarán a favor y en contra de sus actos cometidos en vida. De esta manera tan curiosa, Sandra Parente logra aportar una sugerente y muy interesante manera de afrontar su biografía, tanto como hijo, esposo, padre y sobre todo emperador. Con ello, el acercamiento al personaje se realiza fusionando objetividad histórica y no poca subjetividad, aportada por la historiadora. Por un lado, se presenta la figura institucional e histórica, desde cierto punto de vista académico, a veces limitado y predirigido por los escritos y fuentes originales, para a su vez también, equilibrar esta visión, con la aportación personal de la autora en lo referente al carácter humano, casi psicológico, de quien además de ser un emperador, fue  ante todo persona, con todos sus sentimientos, fortalezas y debilidades.  

La novela, esta dividida en cortos capítulos, en los que la situación salta entre el juicio al que es presentado Cayo César y una serie de flashbacks, que nos presentan diferentes situaciones acontecidas a lo largo de su vida. Todo ello esta muy bien hilvanado, realizando un recorrido firme y ordenado de su existencia y de la influencia que sobre él tuvieron sus familiares, quienes marcaron de alguna manera su forma de vivir y de gobernar. El propio lector, desde la subjetividad de la autora, tiende a ser un juez más ante la presentación de los diferentes testimonios. Por cierto, ¡qué gran escenario para reconvertir la novela en una gran obra de teatro! Pero eso ya es otro cantar.

Por último, no me queda más que ensalzar la narrativa y sobre todo la gran riqueza de vocabulario de la que goza Sandra. Sus párrafos, frases y palabras, están elegidos con absoluta intención. Sus fraseos, a veces suenan a poesía. Y sus diálogos disfrutan de gran profundidad, especialmente los que unen a Cayo César y su hermana Drusila, bellamente construidos. Pero es que además de tener un alto nivel literario, en algunos momentos casi lírico, la novela se lee con buen ritmo. Sus escenas llevan al lector de la mano, a pasar página tras página y descubrir, poco a poco, diferentes visiones e interpretaciones de hechos históricos y conocidos del emperador, con lo que aporta cierta expectación en su exposición. Desde luego, una manera inteligente y peculiar de acercar al lector a la biografía, a veces tan manida, de uno de los emperadores más populares, curiosamente debido a su impopularidad, de la historia de Roma. Un buen ejercicio narrativo que va a más allá de las novelas históricas más habituales y, por ello, sin ninguna duda, muy recomendable.

martes, 21 de noviembre de 2017

"Apocalypto"

En el año 2006 Mel Gibson estrenaba su cuarta película. "Apocalypto" afronta una historia situada principios del siglo XVI, en territorio del antiguo pueblo Maya, justo antes de la conquista de los españoles. Para aportar más realismo, Mel Gibson decide que la película se grave en idioma maya con subtítulos. 
Un pequeño pueblo de cazadores situado en mitad de la selva, posiblemente en Guatemala, convive el indivisible unión con su entorno. El ecosistema les aporta alimento y ellos habitan el entorno con absoluto respeto a sus ancestros y dioses en absoluta armonía y tranquilidad. Un día son atacados por unos guerreros que arrasan el poblado y apresan a hombres y mujeres para iniciar un viaje hacia un territorio desconocido, en el que las prioridades, la supervivencia y el status quo es absolutamente diferente e inexplicable para los moradores de la selva. Uno de los aprehendidos tiene como objetivo escapar y volver al poblado para recuperar a su mujer e hijo, escondidos durante el ataque. Un viaje épico, en el que la lucha por la supervivencia y la dimensión corrupta y exaltada de una sociedad en decadencia, completan un tríptico lleno de aventuras, sacrificios y búsqueda de la libertad.
"Apocalyto" es un ejercicio extraordinario de pasión, ambientación, compromiso y ecologismo. Gibson presenta la contraposición de dos sociedades que conviven en el tiempo ocupando dos polos opuestos de la manera de vivir en sociedad. Por un lado, los habitantes del poblado, conviven en paz con su entorno. Sobreviven sin abundancia, respetando en su religión a sus ascendientes, agradeciendo el entorno en el que viven y manteniendo una sociedad equilibrada. La sabiduría de los mayores educa a sus pobladores en la una armonía en la que la propia sociedad resulta ser el sujeto más beneficiado. Sin embargo, los agresores provienen de un mundo en el que las diferencias sociales, la religión extremista e inhumana, cierta industrialización y la fuerte presencia de una estructura estamental, compuesta por sacerdotes, militares y mano de obra, muestran un mundo más cruel, miserable y decadente. La explotación incontrolada de la naturaleza, la generación de enfermedades, junto a la sequía y una malas cosechas y la convivencia con la naturaleza completa una visión crítica  de esta sociedad a punto de colapsar.
La película logró tres nominaciones a los premios Oscar, maquillaje, sonido y efectos sonoros. A esto hay que sumar la magnífica ambientación y vestuario, con la que Gibson refleja la cultura Maya, tal como aparece en los restos pictóricos y escultóricos de las ruinas de dicha civilización enclavada en Centro América. Además, su espíritu de viaje casi épico traslada una trama de supervivencia pura y dura al género de aventuras en el que el protagonista debe imponerse a sus captores en su afán por volver a reencontrase con su esposa e hijo. El uso de la cámara, la fotografía y el montaje presentan un producto magníficamente dirigido. La película goza de una estética impecable y una historia tan humana como épica. Acertadísimo, en mi opinión, el uso del lenguaje original de la cultura maya, ya que el limitado uso de diálogos y su perfil ágil y lleno de acción, propician un fácil seguimiento del guión.  En definitiva un modelo sangriento y humano de un periodo en el que el choque cultural y social de ambos grupos humanos, durante el colapso de una civilización milenaria, sirve de pretexto para plantear al público una bellísima historia de amor y supervivencia.



  

lunes, 20 de noviembre de 2017

"Sykes"

Un solitario marshall recorre el oeste americano a la búsqueda de forajidos y pistoleros asesinos. Con un pasado que le visita por las noches, durante el sueño, Sykes es rápido con el revólver y aún así, con los años, a pesar de no dudar a la hora de actuar contra sus enemigos durante la caza a la que dedica su vida, tiene una ética y una humanidad que le hacen mantener la cordura y el equilibrio. Al llegar a un pueblo, en su búsqueda de una sangrienta banda de pistoleros, la madre de un joven chaval con el que congenia al pernoctar una noche en el camino, es asesinada de manera brutal. A partir de ese momento la caza no tiene descanso, pero su resultado,  años después, les dirigirá hacia un futuro y destino impredecible...
Ponent Mon publica este tomo de una historia conclusa típica del género del western. La trama gira alrededor de un solitario pistolero que defiende la ley en las praderas del salvaje oeste. Bandas de forajidos y pendencieros pistoleros campan a sus anchas en los poblachos. Los granjeros y sus familias sobreviven frente a estos delincuentes incontrolables, pero también frente a los grandes terratenientes que pretenden dominar y hacerse con las tierras para su beneficio propio. Todos estos factores los encontramos en esta historia en la que el guión navega en la habitual linea dramática de la lucha de la ley personificada en unos pocos portadores de la estrella solitaria contra pistoleros de gatillo fácil. 
Quizás Dubois no aporta nada nuevo en un guión con buenos diálogos y un final sorprendente en cierta manera. Lo  más notable de este cómic es sin duda el convincente y generoso trabajo de Armand, un veterano en estas lides, del que no sorprende su robustez en el dibujo y el dominio en los trazos y solvencia a la hora de trasladar al papel ilustraciones fantásticas de paisajes, personajes y localizaciones. Notable sin duda. Un cómic, en definitiva, recomendable para los amantes del western. Aunque quizás el guión se desarrolle de más a menos, lanzándose en su últimas páginas hacia un final algo precipitado, la fusión de trama y dibujo, creo que no defraudará al amante del género de pistoleros, agentes de la ley, salones en los que los tiroteos están al orden del día  y granjas solitarias que sobreviven frente al peligro de las praderas y montes del lejano oeste. Insisto, gran, gran dibujo de Armand. 




viernes, 17 de noviembre de 2017

La foto del viernes - Antigua sede Caja Municipal de Ahorros de Pamplona

Cuando paseo por las ciudades y más puntualmente por la mía, tengo tendencia a observar edificios desde un punto de vista fotográfico. Busco realces, luces y sombras, que destaquen especialmente. Siempre ha llamado mi atención este edificio construido entre 1975 y 1977, como celebración del centenario de la creación de la Caja Municipal de Ahorros de Pamplona. Su enclave en un cruce neurálgico del centro de la ciudad, hace que sea imposible no verlo. Sus lineas y recovecos, junto a la fusión de hormigón y cristal, siempre han llamado mi atención. Dicho y hecho... aquí tenéis unas fotos... un capricho que me ha entrado.  





jueves, 16 de noviembre de 2017

Jaroussky - Arias de ópera de Haendel - Ensemble Artaserse

Allá por noviembre de 2013, justo hace cuatro años, un jovencísimo Philippe Jaroussky presentó en el Auditorio Baluarte de Pamplona su disco dedicado a Farinelli y las Arias de Porpora. Ya en aquella ocasión demostró su versatilidad y grandes dotes en su voz de contratenor y sobre todo en su elegancia y técnica en el escenario. Años después, en 2016, estaba programada su actuación en la representación orquestada de la ópera Parténope, pero el fallecimiento de su padre le obligó a disculpar su presencia. Por fin, el pasado 13 de noviembre y nuevamente para presentar su último disco, "The Haendel Album", el extraordinario cantante actuó de nuevo en Pamplona. 
Se acompañó de la Ensemble Artaserse, agrupación creada por él y tres amigos más en el año 2002. El repertorio, absolutamente Haendel, pero en este caso, con el protagonismo de recitativos y arias de óperas menos conocidas del insigne compositor. Intercalando de manera muy inteligente y siguiendo un preclaro contexto musical, se incluyeron piezas orquestales, incluyendo una obertura, una sinfonía, y sobre todo diferentes movimientos de sus Concertos Grossos. Debo señalar que la Ensemble Artaserse demostró conjunción, claridad y dominio en las partituras, mostrando cierta ortodoxia musical, y aportando eso sí, alegría, pasión y sobre todo, cierto derroche de buen rollo. La sonoridad clara y limpia, sobre todo en su primera parte, fueron el mejor acompañamiento que se podía ofrecer a la presencia de Jaroussky.
Poco o nada tiene que demostrar el contratenor a un público, en general rendido ante su buen hacer. En sus interpretaciones la musicalidad se alía con una técnica envidiable. Su solvencia a la hora de representar recitativos y arias se conjuga con la pasión que despliega en el escenario. Es cierto que las arias rápidas, de vertiginosos ascendentes y complejos agudos, sorprenden al público de hoy, como por ejemplo, sucedió interpretando "Rompo i lacci" de la ópera "Flavio". Pero es en las arias de corte dramático, llenas de sentimiento y delicadeza, donde Jaroussky goza de pleno dominio, como pudimos comprobar con "Ombra cara" de "Radamisto" o la maravillosa "Ombra mai fu" de "Jerjes", con la que nos deleitó y emocionó en una de sus propinas finales. Además de técnica, buen gusto y calidad, el interprete gozó de gran generosidad, regalando a un público entregado tres piezas más del compositor alemán. Una velada de las que no se olvidan... Bravo.



martes, 14 de noviembre de 2017

"Ray Donovan" - Temporada 5

Abby y Ray, Ray y Abby. Ambos personajes, forman un matrimonio de convulsa relación, pero a fin de cuentas y traiciones, anclado en un profundo amor, aunque muchas veces nos resulte difícil de entender. Sobre esta relación y más puntualmente, sobre la enfermedad que viene arrastrando Abby desde la temporada pasada y su desarrollo, se construye la estructura de esta temporada, algo diferente en su presentación y trama. Con continuos flashbacks, se cuentan las reacciones de Ray Donovan frente a la enfermedad de su mujer y su búsqueda de una solución, aún sabiendo que no esté directamente de su mano salvar la situación, mientras Abby, poco a poco, toma una alternativa que sorprenderá a propios y extraños, involucrando a su cuñado Terry. 
Esta trama principal, es la que marca la diferencia con anteriores temporadas. Tanto su estructura como su desarrollo, profundiza en la relación de Ray y Abby, presentando al espectador hasta ocho capítulos, plenos de flasbacks, sentimientos, desesperanza y dolor. El octavo capítulo, es sin duda el mejor de la temporada. Digno de ver. Pero otros asuntos implican en turbios problemas a los miembros de los Donovan. Bunchy es atracado en una hamburguesería mientras hace tiempo para ingresar en un banco el dinero de la indemnización recibido en temporadas anteriores, mientras su relación matrimonial no parece funcionar bien. Mickey y Daryll se embarcan en una aventura cinematográfica que les llevará a implicaciones complejas y camino de la cárcel, mientras un encontronazo con el FBI, marcará una nueva situación entre Mickey y Ray, con Avi como carta de cambio. Bridget, comenzará una relación con un joven que comparte enfermedad con Abby, y cuyo destino esta muy relacionado con ella y su posible curación. Terry, mientras ayuda a Abby en su desesperanza, se enfrenta al regreso del padre de su apadrinado y joven boxeador. Como véis, no faltan tramas y complicaciones, en las que, a las peleas habituales, se unirá la aparición estelar de Susan Sarandon, en el papel de una gran empresaria cinematográfica, que intenta lidiar con un productor, amante de una actriz, vieja conocida de Ray en  capítulos anteriores.
En definitiva, otra temporada llena de tensión, historias complicadas y desencuentros familiares, aunque como ya dije, la enfermedad de Abby y su relación con Ray dominan el devenir de gran parte de los capítulos, dejando las demás tramas, en cierto plano secundario. Es verdad, que la serie empieza a sentir cierto cansancio después de cinco trepidantes temporadas, sobre todo en lo que respecta a la rivalidad entre Mickey y Ray, pero tampoco se puede decir que esté acabada. Puede que le queden una o dos temporadas más, teniendo en cuenta lo sucedido a uno de los principales personajes. Yo la sigo viendo con gusto y me parece una de las series más robustas y entretenidas de la actualidad, teniendo en cuenta sus cinco temporadas llevadas a sus espaldas. Veremos como se presenta la sexta y si habrá continuación.

lunes, 13 de noviembre de 2017

"El retorno de un rey" - William Dalrymple

1809. Napoleón y Alejandro I especulan con ampliar sus dominios a hacia Asia Central y la India británica. Mientras en Afganistán, paso obligado y frontera natural a las puertas de la Joya de la Corona, reina Shah Shuja, líder de la línea pastún de los sadozai. Transcurrirán treinta y tres años hasta que tenga lugar en Afganistán, una de las grandes derrotas en la historia del Imperio Británico. A lo largo de este tiempo este país inconexo geográficamente, variopinto en costumbres, tribus, clanes e intereses, formará parte del llamado Gran Juego, en el que Rusia e Inglaterra participarán en una gran partida de ajedrez por influenciar Asia Central. 

El historiador escocés, William Dalrymple, ganador de un buen número de premios por sus ensayos publicados, afronta este periodo histórico en base a fuentes tanto británicas como afganas. Su mirada histórica analiza los factores estratégicos, económicos, militares y políticos que llevaron a la Compañía de las Indias Orientales a intervenir en la política interna de Afganistán. Los intereses de los británicos en los asuntos fronterizos y geopolíticos del territorio afgano, llevaron a promover una invasión en 1839 para apoyar el regreso de Shuja Shah, expulsado de su trono, años atrás. El detonante de semejante actuación fue la presencia rusa en Asia Central, Persia y sobre todo en Kabul, en torno a líder Barakzai, Dost Mohammed Khan, artífice de la expulsión de Shuja Shah y ocupante del trono afgano. La fuerte rusofobia de algunos de los líderes británicos así como la tendencia a pensar que las tribus afganas eran meras mesnadas salvajes fácilmente controlables por la política intervencionista y militar de la Compañía, llevaron a intervenir en el país y ocupar Kandahar, Jalalabad, Gazir y Kabul. William Dalrymple ahonda en la dificultad apreciada desde el inicio de la invasión en someter a un país plagado de tribus y clanes. La previa situación de tranquilidad en el reinado de Dost Mohammed hacía innecesaria semejante intervención a ojos de algunos británicos como el famoso Alexandre Burnes, agente estacionado en Kabul. Sin embargo, el miedo a la influencia de Moscú en la zona, la apuesta por Shuja Shah y la promesa de devolverle al trono afgano, formalizaron el inicio de la estancia británica en Afganistán y su posterior debacle. 

Los intereses del Gobernador en India, conde de Auckland, la nefasta administración de MacNagthen en Kabul y la incomprensible elección de un enfermo y anciano Elphiston, como comandante en jefe de las tropas de la invasión, llevaron a cabo una intervención, plena de problemas y dificultades de principio a fin. Tras entrar en Kabul el 7 de agosto de 1839, la huída de Dost Mohammed y la entronización de Shuja Shah, Afganistán le costó a la Compañía mucho dinero, sangre, sudor y lágrimas. Si bien dominaban los grandes centros urbanos, los pasos, las pequeñas poblaciones y los campos eran campo de cultivo de rebeliones, emboscadas y guerrillas. Por otro lado la inicial ayuda de los Sijs de Rhanjit Sijh se desbarata tras la muerte de este al inicio de la invasión. La presencia británica en Kabul tuvo mal recibimiento por los afganos. El trato con los lugareños y los distintos clanes, la alteración del orden tradicional afgano en cuestión administrativa y tributaria, la difícil relación con las mujeres afganas y los intereses de las distintos tribus, entre otras cosas, no hizo más que complicar la situación. Además, los emplazamientos británicos en la capital fueron mal elegidos y la influencia de Shuja no era todo lo sólida que se pretendía. 

En 1840 Dost Mohammed proclama la Yihad contra los invasores, pero será más adelante su hijo Akbar Khan quien liderará definitivamente la rebelión. En noviembre de 1841 la situación era ingobernable en Kabul. Burnes es asesinado y los emplazamientos británicos asediados. MacNagthen sigue sin reconocer la situación, lo que le terminará llevando también a la muerte. El 6 de enero de 1842, tras abandonar a Shuja Shah, la columna de militares y civiles; cipayos, europeos y afganos; hombres, mujeres y niños; sale de Kabul. Las consecuencias no hay más que leerlas en los libros de historia. El desastre de la columna será vengado meses después con la segunda invasión organizada para recuperar el prestigio perdido, pero tras el paso implacable de los occidentales, la historia se repetirá. Shujah será asesinado, Dost Mohammed será de nuevo el rey afgano y los barakzai liderarán el país. La historia muchas veces se define por su repetición. En sus últimos párrafos Dalrymple afronta el paralelismo, salvando ciertas distancias, existente entre aquella primera invasión británica en Afganistán, con las posteriores intervenciones de Rusia en 1980 o de EEUU y Gran Bretaña desde 2001. Las consecuencias terminan casi siempre siendo las mismas.

jueves, 9 de noviembre de 2017

"Vivir de noche"

A primeros de este año 2017 publiqué mi reseña de la novela de Dennis Lehane, "Vivir de noche" Poco o nada cabe añadir a mis comentarios de un autor y una novela de la que solo cuento parabienes. 
Ya desde el verano de 2016, se había anunciado que Ben Affleck estaba dirigiendo la versión cinematográfica. Su experiencia previa como director le avalaba y con más razón, sabiendo que su primera película, fue otra versión de otra novela del autor bostoniano. Por estos detalles, mi ilusión por la nueva producción del mayor de los Affleck era mayúscula, aún sabiendo que era el propio director quien interpretaría al protagonista de la película. Pues dicho y hecho, recientemente he podido visionarla, y francamente, me he llevado una gran desilusión.
Ben Affleck es un director seguro con la cámara y con cierto bagaje. Su anterior cinta, "Argo" ganó el Oscar a mejor película, y sus demás producciones han gozado de buenas críticas. Respecto a la dirección formal de la que hoy reseño, no puedo decir que sea un mal producto, sin embargo, me da la impresión que el montaje le ha venido grande. De por sí, la novela de Lehane, no es lineal, sino que su trama goza de muchos recovecos y requiebros, quizás, algo complejos de llevar a la pantalla. Su argumento gira alrededor de Joe Coughlin, quien cuando entró a robar con sus dos compinches, los hermanos italianos Paolo y Dion, en una timba de póker en el territorio de Albert White, no sabía que este hecho le iba a marcar toda su vida. Hijo menor del subjefe de policía de Boston, su carrera descarriada y llena de rebeldía, se iba a reconvertir de una carrera de obstáculos que le llevaría a sufrir condena en la cárcel durante dos años, pasar más de una vez por la sala de cirugía de un hospital, controlar el tráfico de ron en Tampa, Florida, y conocer las bulliciosas calles de La Habana. Y todo ello por culpa de una mujer, una mujer que cambiaría su destino desde el mismo día en que entró en aquella sala de juego.
Tras visionar la película, me lancé a interesarme por saber quien había escrito el guión y veo para mi sorpresa que es Affleck, en solitario, quien lo había escrito. Mi sorpresa se debe a que en sus anteriores éxitos, el aparecía como coguionista, pero nunca en solitario. Empiezo a vislumbrar el porqué de mi decepción. Pero es que además, el bueno de Ben decidió protagonizar una película, en la que por principio, Joe Coughlin tiene muchos menos años que el actor/diretor. Pero es que además, desgraciadamente, no me equivoco al decir que Affleck no es un gran actor, es más, cada vez actúa peor. Su gesto no cambia, sus andares no tienen gracia y además, la cirugía ha hecho estragos en la expresión de su rostro. Por lo que en consecuencia, él solo, convierte una novela increíble, una carrera en alza y un grupo de actores muy interesante, en un producto mediocre y en determinados momentos bastante aburrido. Ni siquiera las escenas de acción, que en el libro están infundidas de muchísima tensión, consiguen aupar  una película que con su gran factura estilística y su magnífica ambientación no logra transmitirnos prácticamente nada.
Acompañan al pseudo actor, unos notables Brendan Gleeson, Chris Messina, Zoe Saldana, Elle Fanning y Chris Cooper. El afán de acaparar escenas y mucha pantalla de un actor como Ben Affleck, al que le empieza a faltar generosidad en la dirección, hace que este elenco no despunte en una película que podía haber sido y no fue. Su falta de sentimiento, de tensión y de alma, la convierten en un producto del montón... y francamente, Lehane no lo merecía. 



martes, 7 de noviembre de 2017

Daredevil - Volumen 5 - Tomo 11 - "Arte oscuro"

Nuevo tomo de Daredevil y del equipo creativo formado por Soule y Garney, en el que, a pesar de su irregular trayectoria hasta ahora con el personaje, parece que va asentando su firma y estilo, con una nueva historia, en la que dibujo y guión cuajan bastante bien. La investigación de un asesino en serie, al que luego llamaremos Musa, ocupa las vidas de Daredevil y su aprendiz Punto Ciego. Estos crímenes se inmortalizan en ciertos escenarios con los que el asesino es capaz de realizar, con un estilo altamente sangriento, una serie de "obras de arte" utilizando a sus víctimas. Mientras Matt Murdock se ve inundado de trabajo en la fiscalía, Punto Ciego intenta rastrear al criminal con la ayuda de sus consejos. Pero no todo saldrá como esperaban.
¿Y por qué comento que este tomo que aúna cinco números resulta mejor que los anteriores? Por una simple razón... los guiones comienzan a ser más coherentes y van dejando atrás historias simplonas y sin sentido. La aparición de un villano interesante, marca la diferencia. Musa en un personaje con ciertos poderes, que dota profundamente de un sentido artístico a su vida, en el marco de una mente degenerada y sangrienta. Su forma de ser, su impulso a matar, se ve acompañado de una estética no solo física, sino también mental. Sus asesinatos tiene que tener un sentido artístico y visual, y de alguna manera, esto justifica sus acciones. Soule ha acertado en la creación de un personaje retorcido y complejo, tanto en la elaboración de sus crímenes como en su pretendida justificación. Por fin encontramos un guión trabajado. 
Además, poco a poco, me voy haciendo con el estilo de Garney. Su oscuridad y trazos van encontrando su camino con la irrupción de composiciones más complejas, sin olvidar el buen uso de la acción que le va caracterizando. Sus diseños van por buen camino y la imagen del héroe va resultando más sólida. Creo que el dibujo, junto al uso de rojos y negros, confluye poco a poco con una historia más densa y oscura, con ciertos tintes de tragedia, en las que el uniforme y estilo del nuevo Daredevil van encajando poco a poco con los guiones de Soule, por lo menos en esta nueva trama presentada en este tomo.
Algunos factores siguen chirriando un poco, sobre todo a nivel de presentación de personajes, como la dependencia de Punto Ciego de sus malditas baterías, o la aparición en este número de los Inhumanos en la historia, liderados por Medusa y Karnak, inclusión que no termino de entender. Aún así, no puedo negar que aportan cierto glamour a la aventura de Daredevil, que tampoco molesta en exceso. Lo mejor, en mi opinión, la creación de Musa... y ese final del tomo en el que Punto Ciego toma cierta responsabilidad, con sus propias consecuencias, como no podía ser de otra manera. Todo ello, apunta hacia interesantes respuestas en futuros números. Por primera vez desde que Soule acogió al personaje, me pica la curiosidad. Veremos.




lunes, 6 de noviembre de 2017

"The Deuce" - Temporada 1

La nueva serie de David Simon, estrenada por HBO, toma el nombre con el que se conocía la zona de Times Square en Nueva York durante los años setenta. "The Deuce" era una zona plagada de prostitución, locales y cines dedicados a la pornografía, entonces todavía un negocio naciente. Como hizo antes en "The Wire" y en "Treme", Simon afronta la problemática social y diaria, resultante de problemas que socavaron un barrio, una ciudad, en algún momento de la historia norteamericana más actual, como podía ser el problema de la droga o los efectos del huracán Katrina. En este caso, con pocos prejuicios y mucha realidad, manejando una visión profunda con la que traspasa las diferentes capas y estratos del conjunto de personajes, entidades y grupos sociales, David Simon afronta el oscuro, sucio y emergente mundo de la prostitución y la pornografía en 1971 y 1972.
Para ello, y como suele ser habitual, presenta al espectador una amplia gama de personajes, tan variopintos como claves para entender aquel barrio en el que los intereses de la mafia, la policía y el ayuntamiento, se combinaban con la supervivencia de prostitutas, chulos, emergentes empresarios de la noche o simples agentes con placa cuya misión es patrullar las concurridas calles. La noche es protagonista del día a día de una amplia amalgama de protagonistas. Desde las prostitutas de calle, manejadas como simple mercancía por sus peligrosos chulos, hasta aquellos que sobreviven gracias al negocio de la noche, en el que poner de moda un oscuro bar de copas, era ya todo un éxito; pasando por una incipiente industria pornográfica, que actúa de espaldas a una sociedad que pretende esconder un realidad imparable, mientras sus ingresos aumentan sin freno, abriéndose camino entre las grietas de una legislación especialmente conservadora. A su vez la corrupción policial, auspiciada por una administración cómplice, acompaña el resurgir de un barrio tan marginal como lleno de perspectivas. La mafia, aporta imaginación a un mundo tan sucio como opresivo, donde los chulos son la única protección de las chicas que venden sus cuerpos en pisos inmundos y a la vez sus peores enemigos, si no regresan por la mañana con un buen fajo de billetes.
"The Deuce" es un barrio en ebullición, la semilla germinal del que será uno de los negocios más grandes de la actualidad... el sexo, y Simon lo presenta de la mano de HBO, con inteligencia, frialdad y sobre todo, calidad. Sus guiones, que a veces parecen intrascendentes, son puro nervio y guía de un buen número de ramificaciones dramáticas que inevitablemente tienden a afluir hacia una gran obra final. Su paso es lento, firme y tendente a dirigir al espectador, por medio de un buen puñado de historias que confluyen y se cruzan, hacia un objetivo. Presentar un microcosmos en el que se perfila y plasma una realidad social, inapelable y muchas veces, cruda.
En este caso, esta temporada reúne ocho capítulos enclavados en los años 1971 y 1972. Sus creadores, como suele ser habitual, han reunido un importante y acertado conjunto de intérpretes, liderados en esta ocasión por un sorprendente y muy efectivo James Franco, y la siempre solvente y especialmente notable Maggie Gyllenhaal. El encarna a dos hermanos gemelos, uno de ellos, un serio y emprendedor barman, y el otro un jugador empedernido y un poco cabra loca. Mientras, Maggie se introduce en la piel de una prostituta, independiente y harta de hacer la calle. Uno y otro, de manera paralela, serán protagonistas del surgimiento del negocio del sexo, ya sea de la mano de la gestión organizada de la prostitución, o del mundo de la pornografía y su plasmación en el cine y los locales de venta de productos relacionados con el mundillo. Pero son un gran número de actores y actrices quienes dan vida a prostitutas, chulos, camareros y camareras, policías, periodistas o mafiosos.
Todos ellos participan en una serie acertadísima en el planteamiento de la ambientación del barrio y sus gentes. Su presentación resulta clave para que el espectador crea y entre sin filtros, en el sucio, oscuro y por que no, desagradable universo de aquel barrio, donde la desidia de los personajes, su crueldad, el desaseo de los lugares y su nauseabundo aspecto, no evitan que ese sea el escenario principal de sus esperanzas, amores, vivencias y oportunidad de negocio. Parece que la serie se completará con dos nuevas temporadas, situadas en diferentes periodos de los años setenta y ochenta, vinculados al mundo del sexo y su expansión como industria. David Simon es sinónimo de calidad y por ello, quiero más, mucho más. 


jueves, 2 de noviembre de 2017

"El Cártel" - Don Winslow

Hace muchos años y siguiendo la recomendación de Carlos Boyero, crítico de cine y columnista de El País, inicié la lectura de un libro que quedó en mi mente como una de esas lecturas de las que nunca podrás olvidar. Me refiero a "El Poder del Perro" de Don Winslow... Años después, este autor anunció la publicación de su continuación y como os podéis imaginar, el libro cayó en mis manos, aunque no he podido meterle mano hasta ahora. En sus páginas recupera la figura de Art Keller, aquel agente de la DEA que ya protagonizó el libro anterior y que se jugó la vida por luchar contra el naciente imperio de la droga en Méjico. Su camino se cruzó con  Arturo Barrera, capo de la droga. Se infiltró en su organización. Por medio de engaños y cierto juego rastrero, tras perder a su compañero en una emboscada, consiguió que Barrera saliera del país y fuera detenido en los EEUU. Es en este punto donde Winslow recupera ambos personajes en su novela "El Cártel" una auténtica guerra de poder por el dominio del tráfico de droga, que poco a poco se convierte en una auténtica guerra civil en Méjico.

Arturo Barrera cumple condena en una cárcel mejicana tras ser trasladado desde los EEUU al llegar a un acuerdo. Al poco de crear un auténtico reino de taifas dentro de la prisión, organiza su huida y se propone recuperar su perdida Federación con la que controlaba gran parte del tráfico de droga en el país, para volver a dominar su antiguo imperio. Pero para ello tendrá que encontrar su sitio en un mundo dominado por otras familias. Poco a poco y por medio de pactos, matrimonios y acuerdos, junto a su familia irá reencontrando su lugar. Sin embargo los medios y el paso del tiempo provoca que lo que antes eran pequeños ajustes de cuentas se conviertan, primero en aislados tiroteos, pasando por la utilización de sicarios, la formación de un pequeño ejército hasta contratar a antiguos militares de fuerzas especiales, para luego formar grandes fuerzas de choque como son los Zetas, Los Aztecas, La Línea o La Gente Nueva, por citar algunos. Si a estos añadimos a la policía y el ejército, unos, comprados por los cárteles y otros más o menos fieles a los que aún confían en destruir el imperio de la droga, nos encontramos con una auténtica guerra sin cuartel.

Mediante los personajes de Keller y Barrera y media docena más de protagonistas, Winslow desarrolla la novela como si se tratara de una crónica histórica, eso sí, plagada de muerte, destrucción, traición y droga, como la historia de un país roto por el reparto en territorios por parte de los cárteles de la droga. Los cárteles de Sinaloa, Michoacán, el del Golfo, Juárez o Nuevo Laredo entre otros, se disputarán el reparto de las zonas de control, así como protagonizarán la guerra sangrienta por invadir los territorios de aquellos capos que en otros momentos han sido aliados o incluso familia, colmada de muertes, asesinatos y ejecuciones en un Méjico en el que todos los estamentos sociales se encuentran involucrados y en guerra. Solo unos pocos, como Art Keller, junto a algunos fieles mejicanos, mantienen la fe. Pero para ello tendrán que utilizar las mismas estrategias y armas que los cárteles y eso termina ensuciando las manos de cualquiera, porque sin duda, Winslow nos presenta este conflicto como la guerra más sucia y larga que ha sufrido el mundo desde Vietnam.

A estas alturas nadie nos va a descubrir la esencia de la narrativa de Don Winslow. Su prosa es audaz, rápida no, rapidísima, ágil y muy sólida. Los datos y la información que maneja nos sitúa en un Méjico real, casi histórico, donde los nombres nos suena. Desde los cárteles hasta los aspirantes a ocupar Los Pinos, la residencia de la Presidencia de Méjico, son nombres verídicos. Las alianzas con EEUU, los aportes económicos y militares, la relación con Guatemala como centro de fabricación de la droga, la participación de la interpol y policía internacional en la lucha mundial contra la droga o simplemente, la descripción de las torturas, asesinatos y ejecuciones, muchas veces vistas en televisión, dan fe de la base real  de la guerra por la droga en Méjico. A lo mejor "El Cártel" peque de extenso, sobre todo por la cantidad de datos que maneja y  puede que al lector le resulte algo compleja de seguir. Aún así sus setecientas páginas resultan audazmente adictivas, permeables por su dureza y frialdad, pero sobre todo, son un espejo de la realidad tan brutal que ha rodeado y mantiene a un país en jaque, por la lucha de los cárteles, el ejército, la policía y sin duda la imparable corrupción.


martes, 31 de octubre de 2017

Desperta Ferro - "La batalla de Pavía"

¿Quién no ha oído hablar de la batalla de Pavía? ¿Quién no sabe que en esta batalla Francisco I de Francia fue hecho prisionero por los ejércitos de Carlos I de España y V de Alemania? ¿Quién no reconoce en esta batalla una de las grandes victorias del emperador y sus variopintas tropas? ¿Cómo no iba a tener su protagonismo en un número de Desperta Ferro? Dicho y hecho. Su nº 30 de la sección de Historia Moderna, aborda con detalle y profundidad las causas, el desarrollo y las consecuencias de una de las victorias más importantes en el reinado de Carlos Habsburgo.
Milán e Italia, Italia y Milán. En el primer artículo de este número, se nos muestra cómo se encontraba la península itálica tras medio siglo de guerras entre los intereses de Aragón, Francia y el Papado. Con unos territorios que se bandeaban entre unos y otros, Milán y los Sforza eran claves por su posición para las ambiciones de españoles y franceses. Las alianzas y los cambios de bandos fueron continuos. Este artículo plasma la dirección hacia donde se dirigía el final de la llamada Guerra de Italia, de la mano de Francisco I y Carlos I. El segundo artículo complementa a la perfección el anterior, con la posición de Lombardía en un frente tan estratégico como primordial para ambos reyes. Ante una iniciativa beligerante de los franceses, la respuesta imperial fue drástica en exceso. Sus aspiraciones chocaron en el sitio de Marsella con la llegada de un ejército potentísimo reunido por el francés y en el que lo más granado de sus caballeros era la punta de lanza de sus huestes. De tal manera, que la retirada del ejército imperial no solo reculó hasta Milán sino que tuvo que rendirse la ciudad a Francisco I. Aquí encontramos el primer error del rey cristiano. Su decisión de atacar Pavía en vez de perseguir al núcleo de los imperiales hasta Lodi, marcó su destino.
En cuatro formidables artículos se nos presenta con sumo detalle y amplitud el conjunto de la batalla desarrollada alrededor de Pavía. Desde el asedio previo en el que las tropas de Antonio de Leyva se encontraron copados ante el enemigo entre las murallas de la ciudad, pasando por la llegada del Marqués de Pescara en su socorro, cuyo planteamiento de la batalla jugó con la sorpresa y la suerte de sus tropas, hasta el enfrentamiento del núcleo de la batalla, y la posterior y completa derrota de las tropas francesas que conllevó el apresamiento de Francisco I. Fueron varias las claves de la victoria. La presencia de un líder fuerte y rocoso como Leyva en Pavía; la llegada y estrategia presentada por Pescara en su ataque al Parque Viejo, al norte de la ciudad y al castillo de Mirabello; junto al empeño de los lansquenetes alemanes y los arcabuceros españoles, fueron las grandes bazas de los sitiados. Pero es imposible olvidar el irreflexivo uso de lo mejor de la caballería francesa en un único ataque total y frontal. El inteligente y muy práctico uso mixto de las tropas imperiales, con una más débil caballería, pero con un complemento primordial  en el uso de la infantería, como los lansquenetes y sobre todo los arcabuceros, quienes destrozaron a la caballería francesa,  inclinó la victoria al final de la jornada.
Precisamente otro artículo describe el uso de las armas en ambos ejércitos a lo largo de la batalla y su definitiva implicación en un cambio de tendencia en lo que a su participación y eficacia implicaba. La época de oro de la caballería pesada deja paso al uso de la infantería armada con armas de fuego portátiles. La era de los tercios y sus armas no acababa más que implantarse en Europa. Para finalizar, la revista acaba con un curioso y no menos interesante artículo sobre el cautiverio de Francisco I... Todo ello para completar un inmenso número, pleno en intensidad, planos, ilustraciones e interés tanto histórico como armamentístico.