Etiquetas

lunes, 8 de enero de 2018

"Wind River"

Taylor Sheridan es el guionista que se encuentra tras producciones tan interesantes como las serie "Los hijos de la anarquía" o las recientes películas "Sicario" o "Comanchería". En 2017 decidió dar el salto a la dirección, de la que no se preocupaba desde un discreto estreno en el año 2011. La expectación no es de extrañar tras sus nominaciones en el apartado del guion de amabas películas recibidos en los dos últimos años. 
En una lejana reserva india del Estado de Wyoming, un agente forestal, explorador y cazador de animales depredadores que atacan los rebaños y las reses del territorio, encuentra el cuerpo congelado de una joven india. Da la casualidad, que hace tres años, el personaje interpretado por Jeremy Renner, perdió a su hija, también nativa y amiga de la víctima, en una situación similar. Los recuerdos reencontrados y el hecho de que conozca a la familia de la joven, hacen que se una jefe de la policía de la reserva para encontrar pistas que lleven a desentrañar el enigma del caso. Como podría darse el caso de que la chica no hubiera muerto accidentalmente y los crímenes por asesinato cometidos en las reservas indias, deben ser investigados por el FBI, una joven agente federal, llega a Wind River para decidir si se trata de un caso a perseguir por su departamento.
La trama no solo gira alrededor de la investigación del caso, sino que también trata sobre la vida en la reserva, la situación de los nativos americanos y sobre todo, el deambular por la vida del cazador y explorador, tras pérdida de su hija. Taylor Sheridan entrecruza el sentir interno y sentido del personaje de Renner, con su colaboración con la policía de la reserva y la agente del FBI, alrededor de las pistas aportadas por su conocimiento del territorio. Su experiencia puede dar luz a la consecución del porqué y el cómo murió la joven india, aunque también puede nublarse por el recuerdo de su pérdida reciente. Junto a su personaje y la de la agente, encarnada por Elizabeth Olsen, Taylor recupera para esta película una serie de actores nativos bien conocidos, como son Graham Green y Tantoo Cardinal, el comanche Gil Birmmngahm, pareja de Jeff Bridges en "Comanchería" además de la joven Kelsey Asbille.
Pero no podemos olvidar un elemento más en la participación de este encomiable thriller. Y me refiero al paisaje nevado el Estado de Wyoming. La fotografía perfilada con perfección no hace sino ensalzar la inmensidad de un territorio tan basto como bello, tan frío como inhóspito. Junto a una bien medida banda sonora, que acompaña el deambular de los personajes en la búsqueda de las razones de la muerte de la joven india, este paisaje se muestra como un peligroso elemento, en el que tanto se puede encontrar la muerte en sus frías llanuras y montes, como es capaz de aportar pistas y detalles que aportan luz  a la hora de resolver la investigación.
Un buen ejemplo de thriller, que si bien, en su guion no llega al alto nivel de los anteriores trabajos de Taylor, si presenta un producto notable en belleza como estimable en suspense y en el tempo utilizado en el proceso de la investigación, donde lo humano se mezcla con lo policial, donde la supervivencia en la tormenta de nieve, casi continua, se une al día a día de la población nativa americana, en su vida en las reservas, dejadas de la mano de la normalidad norteamericana. Precisamente, aunque no es un tema excesivamente repetido en el cine, si hay algunas películas que han tratado este mismo tema anteriormente, como por ejemplo sucedió hace años con "Corazón trueno" de Michael Apted, donde también se vislumbra la compleja vida en las reservas, salpicada de pobreza, alcohol y droga, y donde también Graham Green interpretó a un policía nativo de una reserva india. No menos interesante es el cómic escrito por Jason Aaron y titulado "Scalped"... que aprovecho a recomendar, dicho sea de paso.
Pero no nos desviemos de la película de hoy. Taylor, en su cuasi debut como director, acierta con buena mano en la construcción de un thriller, que si bien no se sale de una trama normal y hasta cierto punto trillada, resulta resueltamente desarrollada y sobre todo, bien acompañada de  unas correctas actuaciones, una gloriosa fotografía y una bso en consonancia con su buen estilo y elegante escritura en el guion. Una película que junto a "Sicario" y "Comanchería" forma una interesante trilogía como guionista y altamente recomendable. Quizás le falte trillar y pulir un poco más su faceta de director, pero con "Wind River" Taylor cumple con nota.


2 comentarios:

  1. Hola, Iñigo
    Magnífica reseña. Me encanta tu sello tan personal. Coincido bastante contigo. Yo, no me he extendido mucho y no profundizando tanto. A la próxima reseña intentaré comentar más detalles.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mil... me hace mucha ilusión que me sigas de esta manera tan fiel. Se agradece mucho.

      Eliminar